Sábado, 16 Diciembre 2017

eco570 paralimpicosoaxaca
*La vida se complica con una discapacidad más, no queremos que nos vean con lástima sólo queremos mejores oportunidades: Cornelio Núñez Ordaz

Del total de personas en el estado de Oaxaca, cerca de 400 mil -el 10%- presentan alguna discapacidad, pero el peor padecimiento es la indolencia de las autoridades y la falta de respeto de la sociedad por ese sector vulnerable.

Banquetas y cajones de estacionamiento son invadidos con frecuencia, impidiendo el tránsito de personas ciegas y en silla de rueda.

Cornelio Núñez Ordaz, presidente del Consejo Estatal de Organizaciones de Personas con Discapacidad, consideró que las autoridades municipales electas deben procurar pues no todos los ayuntamientos tienen regidurías de atención a personas con discapacidad.

Les preocupan más, precisó, las regidurías relacionadas con bares, espectáculos y finanzas.

“La vida es difícil pero con una discapacidad se complica más, no queremos que nos vean con lástima sólo queremos mejores oportunidades”, reclamó Núñez Ordaz.

Refirió que en el caso de la ciudad de Oaxaca, el Consejo logró cajones de estacionamiento en lugares estratégicos, “pero la gente no los respeta”.

Además, mencionó, “a muchas banquetas les faltan rampas de acceso y las que hay están mal hechas o en lugares inapropiados como cerca de alcantarillas o rejillas”.

En el Centro Histórico las banquetas han sido invadidas por puestos de ambulantes que nos impiden movernos en sillas de ruedas o a pie en el caso de las personas ciegas.

“Por eso seguimos luchando para que se vayan logrando los derechos fundamentales de las personas con discapacidad”, afirmó el también medallista paralímpico.

Núñez Ordaz reiteró que “hacen faltan muchas cosas” para mejorar las condiciones y la movilidad de las personas con discapacidad no sólo en la ciudad capital, sino en los municipios al interior del estado donde “no hay trasporte adecuado para que se muevan hacia centros de trabajo, de salud, de capacitación, etcétera”, abundó.

Comentó que hay un alto índice de personas con discapacidad física, seguidos por las de tipo sensorial: ciegos, sordos, amputados, con parálisis cerebral y con síndrome de Down.

En este sentido puntualizó que la organización ha tratado de buscar alternativas para que se cumpla con la cultura y el respeto a los discapacitados.